¿Qué es el Liderazgo Feminista en el Siglo XXI?


“Todas somos parte de un sistema –la Casa del Amo,” comentó Shereen Essof, directora regional de JASS Sur de África, apoyándose en la famosa cita de Audre Lorde: “Parte de nuestro trabajo [como feministas] es la desconstrucción de nuestra propia socialización patriarcal y la interrogación sobre nuestras propias prácticas, encaminadas a construir el tipo de liderazgo que quebrará el sistema autoritario.”

Reconociendo los retos y los límites que tiene el hecho de impulsar a más mujeres hacia puestos gubernamentales, Fondo de Acción Urgente-África (UAF)convocó a 250 mujeres y hombres de todo el continente africano a participar en la Conferencia Mujeres Dirigen Liderazgos Innovadores en África (WSILA, por sus signas en inglés), con el fin de debatir en qué consiste el liderazgo feminista, cómo construirlo y reproducirlo tanto dentro como fuera de los gobiernos de África. Realizada entre el 9 y 11 de septiembre en Lilongüe, Malaui, la Conferencia reunió a mujeres activistas, a representantes gubernamentales y de agencias de desarrollo, a donantes y a mujeres políticas. Desde múltiples perspectivas, las participantes discutieron sobre los retos socioeconómicos y políticos (por ejemplo, la pobreza, el acceso limitado a buena atención de salud y la violencia contra las mujeres), así como sobre las estrategias de cambio social que deberán impulsarse para enfrentar estos problemas en Malaui y en la región–incluyendo el avance de los derechos de las mujeres, la creación de riqueza, el empoderamiento económico y el desarrollo sustentable.

“[Tenemos que] afrontar el poder sobre. Afrontar el poder es un aspecto fundamental del liderazgo feminista y de la construcción de movimientos. Si como mujeres líderes replicamos la práctica de poder sobre, ¿En qué aspectos somos diferentes de las prácticas masculinizadas de liderazgo generalizadas actualmente?” – Shereen Essof

El personal de JASS Sur de África, conjuntamente con sus contrapartes malauís, convocó a las delegadas a pensar en los factores que impiden que el liderazgo feminista transformador se arraigue y crezca. La sesión inaugural de JASS examinó la Campaña Nuestros cuerpos, Nuestras vidas en Malaui, esfuerzo organizativo de base a nivel nacional en pro de medicinas antiretrovirales (ARV) más eficaces, liderado por mujeres seropositivas. JASS ayudó a construir dicha Campaña con su contraparte MANERELA+ (Red malauí de líderes religiosos que viven con y son afectadas por el VIH/SIDA). La Campaña reunió a mujeres diversas–entre las que se incluyeron mujeres seropositivas, mujeres rurales y urbanas, sexoservidoras, mujeres de organizaciones LBT y de comunidades religiosas—gracias al esfuerzo organizativo llevado a cabo desde 2007, destinado a exigir tratamientos de antiretrovirales (TAR) seguros y accesibles, así como recursos –tierra, semillas, fertilizantes, clínicas de salud móviles y nutrición, entre otros–que pueden salvar y mejorar las vidas de las mujeres. Las mujeres seropositivas que participaron en la Campaña, compartieron sus vivencias respecto a lo que han tenido que superar–aislamiento social, vergüenza y la extrema pobreza—, planteando preguntas críticas acerca de la urgencia y del significado que tiene el liderazgo feminista en este contexto y sobre lo que nos dice en relación con las distintas formas de poder.

jass-malawi

El enfoque dado por JASS al liderazgo feminista coloca los corazones, las mentes y los cuerpos de las mujeres en el centro de la agenda organizativa. Una mujer líder y activista comentó: “Inicia con nuestros cuerpos. Cuando ves a una mujer, todo lo que ha experimentado está escrito en su cuerpo: su dolor, su regocijo, su sufrimiento, su alegría. Requiere valentía decir que empieza conmigo. Esta valentía es importante [para construir nuestro movimiento].” Tales vivencias personales constituyen el pilar de los diálogos a través de los cuales las mujeres analizan el poder y comienzan a compartir agendas en común. Estos procesos de cambio profundo, en combinación con los talleres de fortalecimiento de capacidades y de diseño de estrategias, han permitido que 30 mujeres líderes movilicen a más de 500 mujeres en sus comunidades, con el fin de unirlas a la campaña a favor de ARV más efectivos y de vidas más plenas.

La conferencia de UAF se realizó en un momento crucial para las personas seropositivas de Malaui. Si bien el gobierno ha empezado a distribuir un TAR alternativo para reemplazar la droga desactualizado Stavodin que había deformado los cuerpos de las mujeres, provocando además otros efectos secundarios, algunos distritos todavía no han recibido el nuevo medicamento. Debido a las limitaciones de presupuesto, no existen garantías de que este cambio se sostenga más allá de un año.

“Esta Conferencia es una plataforma para que nosotras las mujeres demos voz a nuestras quejas, ya que estamos enojadas. Si alguien te promete que esto ocurrirá, y al poco tiempo ves que sucede justo lo contrario, te enojas. Queremos compartir lo que hemos hecho en esta campaña, de qué manera contribuimos como mujeres a la respuesta ante el VIH/SIDA. El trabajo que hacemos no es sólo para beneficiarnos como mujeres; también mejorará las vidas de hombres, mujeres, niñas y niños de todas partes, quienes viven con y son afectados por el VIH/SIDA.” - Sibongile Singini, MANERELA+.

This conference is a platform for us as women to voice our grievances because we are angry. If someone promises you that this will happen, and the next thing you see the exact opposite, it makes you angry. We want to share what we have been doing in this campaign, how we are contributing to the response on HIV/AIDS as women. The work we are doing is not just to benefit us as women, but it will improve the lives of men, women, girls, and boys everywhere that are living with and affected by HIV and AIDS.” - Sibongile Singini, MANERELA+

Las activistas líderes, apoyadas por JASS, MANERERA+ y una amplia gama de organizaciones que incluye al Foro de Mujeres de Malaui y a la COWLHA (Coalición de Mujeres que viven con y son afectadas por VIH/SIDA), están comprometidas a seguir adelante con la lucha, tanto en sus comunidades como a nivel nacional. La Conferencia constituyó una oportunidad ideal para ganar aliados y simpatizantes en todo el continente y en todo el mundo.

País: