Cuestionando el Feminismo en Zambia

Nana Zulu

No es fácil identificarse a una misma como feminista en Zambia. Te arriesgas a reacciones negativas violentas o al aislamiento de tu comunidad, de tu espacio de trabajo, y de tus relaciones. A Nana Zulu, su primer contacto con JASS, en el 2009, le hizo plantearse la pregunta: ¿qué significa, en la actualidad, ser feminista en Zambia?

Viendo hacia atrás, Nana recuerda la reunión de la sociedad civil en Lusaka en el 2009 como un momento clave de su trayectoria. Le sorprendió el radicalismo de las feministas centroamericanas en un video que JASS mostró, y empezó a hacer conexiones con su propia situación. Cuando asistió a los espacios de capacitación de JASS en el 2010, Nana aprendió la forma en que algunas metodologías prácticas cambiaban las cosas.

La discusión me hizo pensar acerca de mi vida personal y de la manera en que otros estaban tomando decisiones por mí, como la presión para casarme y tener bebés. Y en el trabajo, aunque estaba manejando un programa para mujeres, ¡todos mis superiores eran hombres! El análisis de JASS sobre el poder me ayudó a entender “el poder sobre” como algo estructural, no solo como este o aquel individuo que se comporta de forma difícil.” 

En el acogedor ambiente del taller, las mujeres jóvenes empezaron a hablar sobre el placer sexual junto con asuntos de derechos reproductivos en los que Nana había trabajado por algún tiempo. Nana se dio cuenta de que el efecto de censura del capitalize se propaga a través de cada nivel de la vida de las mujeres.

Cuando llegamos, el cuarto estaba dispuesto muy formalmente con mesas de conferencia. La facilitadora, Shamillah, inmediatamente dijo, “Tenemos que mover las mesas.” Pensé que esta mujer estaba loca, pero luego me di cuenta de que solo el hecho de cambiar la configuración del cuarto hacía que la gente se sintiera más segura y el espacio mas interactivo. Si nos sentíamos cansadas, nos podíamos recostar en el piso o quitarnos los zapatos. Fue la primera vez que un taller me invito a abrirme.”  

Ella introdujo estas nuevas reflexiones y maneras de pensar en su contexto de trabajo, empezando por Visión de Jóvenes Zambia YVZ) y posteriormente en Mujeres y Leyes en el Sur de África. La Academia de Lideresas Jóvenes (YWLA), una colaboración entre YVZ y JASS, supuso una batalla difícil y finalmente ganada para los espacios en donde participan exclusivamente mujeres.

Las preguntas abordadas por la YWLA son valiosas para todas las feministas jóvenes:

  • ¿Qué significa ser feminista en una cultura o religión en conflicto con la libertad de las mujeres?
  • ¿Cómo han afectado las ONGs la manera en que pensamos el trabajo feminista?
  • ¿Qué significa ser una “buena joven Zambiana”?
  • ¿Cómo pueden las jóvenes movilizarse como feministas para un cambio positivo?

La Zambia post-colonial es una compleja mezcla de fuerzas. La globalización y laspolíticas neoliberales van de la mano con el nacionalismo, el fundamentalismoreligioso y una cultura conservadora que refuerza los roles y las normas tradicionales de género. La rica historia del trabajo por los derechos de la mujer en el país ha sido diluida por la “perspectiva de género” y la implementación de ONGs. Para mujeres jóvenes de la edad de Nana, la generación más vieja de activistas y pensadoras parece haber sido silenciada. Los temas más polémicos continúan siendo el aborto y la identidad y derechos de la gente LGBTI, complejizados por algunas mujeres jóvenes que se identifican como feministas y cristianas. No hay respuestas simples. Lo que le brinda a Nana un fundamento es el sentido de su propio “poder interior”. “Incluso lo que creemos que es una debilidad – dice ella – puede en realidad resultar ser una fuerza.”

GENERACIÓN VIVAgeneration-alive-2012

Nana y otras mujeres involucradas con YWLA querían avanzar más allá de los talleres,  hacia acciones colectivas, creando nuevos espacios donde una nueva generación pudiera encontrar su propia voz. Formaron Generación Viva – un grupo de jóvenes y apasionadas feministas dedicadas a construir una agenda feminista para el cambio en Zambia – como un paso más hacia la construcción de movimientos feministas. Los primeros objetivos concretos del grupo son:

  • Registrar el número de mujeres que hay en posiciones de liderazgo dentro de las ONGs, en los grupos basados en la fe y en el sector privado;
  • Organizar para asegurar la participación de las mujeres en las elecciones del 2016; y
  • Crear un espacio seguro para que las mujeres avancen en sus discusiones sobre salud y derechos sexuales, independencia económica, cultura de trabajo y otros.

Tema de Publicación: