Artículos Regionales para 1%

El trabajo de las defensoras es esencial para lograr la democracia. Por ello, resulta vital apoyar su protección y su bienestar. En México y Centroamérica, las defensoras están auto-organizándose en medio de la violencia, buscando formas alternativas de seguridad.

En medio del aguacero, las temerarias jóvenes activistas de FAMM-Indonesia se encontraban paradas codo con codo, maniatadas unas a otras, sus bocas selladas con cinta, expresando su vehemente rechazo al proyecto de ley Ormas.

A medida que en Zimbabwe se acerca el próximo ciclo electoral, se vuelve vital formular estrategias conjuntas para enfrentar un arraigado patrón de violencia política dirigida contra las mujeres activistas, que permita asegurar su seguridad y su bienestar.