Nuestra Historia

En 2002, JASS se fundó sobre una base de relaciones de confianza y solidaridad políticas de larga duración, y partiendo de ideas compartidas acerca de cómo propiciar el cambio. Venimos desde cinco continentes – como activistas, organizadoras, educadoras populares y académicas – unidas por la experiencia de años de luchas en común por la justicia social y los derechos humanos.

Desde nuestros orígenes como “comunidad de aprendizaje”, hasta convertirnos en una organización que apoya la construcción de movimientos de mujeres en 27 países, nos hemos  mantenido fieles a nuestras raíces y sigue siendo fundamental nuestro compromiso con el fortalecimiento de los movimientos sociales que luchan por la justicia y la dignidad. ¿Cuál es nuestra historia? 

JASS-Builders Collage - History of JASS

El Principio: 1980s – 1990s

Inspiradas en la educación popular y en el cambio revolucionario en Centroamérica, varias compañeras nos enlazamos durante el trabajo que hacíamos en programas de desarrollo comunitario en Nicaragua. Posteriormente, colaboramos en campañas por la paz y la justicia en Estados Unidos orientadas a cambiar la política exterior, así como en varias iniciativas internacionales en favor de los derechos de las mujeres. Este trabajo nos permitió ampliar nuestras relaciones con organizaciones, activistas, agencias del desarrollo y académicas en todo el mundo y las colaboraciones que logramos construir generaron el dinamismo y las ideas que nos llevaron a crear una comunidad de aprendizaje más permanente.

Primeros Años de JASS: 2002 - 2005

Durante este periodo, un equipo central conformado por tres personas se dedicó a forjar y fortalecer nuestra comunidad de asociadas la cual, emergiendo en distintas regiones, buscaba oportunidades para aprender conjuntamente y para lograr la sostenibilidad financiera. A partir del uso de un modelo de pago de honorarios por servicios y siendo impulsada por el éxito de Un Nuevo Tejido del Poder, los Pueblos y La Política, JASS ofreció cursos de capacitación en planeación estratégica e incidencia a grupos de desarrollo internacional con ideas afines, con el propósito de financiar el trabajo con activistas y movimientos de base. Conjuntamente con colegas del Instituto de Estudios sobre el Desarrollo (IDS, por sus signas en ingles), ActionAid International y la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID, por sus signas en ingles), se desarrollaron alianzas para llevar acabo proyectos de investigación, aprendizaje y formación; en esta etapa se produjo  el trabajo pionero ¿Dónde Esta el Dinero para los Derechos de las Mujeres? (solamente disponible en ingles) en colaboración con AWID. Con IDS y ActionAid, se impulsó la realización de un análisis sobre el poder económico mundial y métodos para entender la economía global y su impacto en la vida. Asimismo, se produjeron obras como la serie Haciendo que el Cambio sea una Realidad y Mujeres Navegando el Poder (solamente disponible en ingles), y se participó en un análisis crítico de proyectos de evaluaciones del cambio social y la incidencia política. 

Coyuntura Decisiva: 2005 - 2006

“Estar en JASS es como construir un helicóptero mientras vuela a 20 mil pies. Puede ser demasiado emocionante.” - Hope Chigudu

Hacia finales de 2005, en JASS empezamos un proceso de reflexión y análisis acerca de nuestros primeros años. Si bien JASS era reconocida por la calidad y la innovación de su proceso formativo, así como por sus herramientas analíticas, el contexto exigía más. Según nuestro análisis, la aplicación de un solo modelo de soluciones técnicas o de recetas políticas ya no cuadraba con el contexto de crisis existente, que consistía en la falta de democracia, el aumento de la desigualdad y el crecimiento de acciones regresivas en contra de los derechos de las mujeres expresadas a nivel mundial. 

Frente a esta realidad, mujeres activistas y académicas se ponían en primera fila contra la injusticia en muchas partes del mundo. Tras la reflexión, las integrantes de JASS decidimos asumir un papel más proactivo, centrado en el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres y mixtas cuyos métodos políticos condujeran al empoderamiento de las mujeres, a la formación de liderazgos y a la organización y la construcción de movimientos. Este dramático  cambio de objetivos abrió un periodo de reconstrucción en JASS, tanto de las estructuras como del trabajo, que se extendió durante dos años, presentándose en este periodo un sinfín de nuevos retos y peligros que culminó en 2007. Los hombres asociados estuvieron de acuerdo en asumir un rol diferente, como aliados y miembros de la junta. Gradualmente, el financiamiento se canalizó en proyectos en pro de los derechos de las mujeres y en el esquema se reemplazó el pago de honorarios por servicios con el financiamiento de proyectos propios en colaboración con organizaciones asociadas. 

Imaginar y Reforzar los Movimientos de Mujeres: 2007 - 2008

Dina Lumbantobing

En estos años, conjuntamente con varios “institutos para la construcción de movimientos” en Mesoamérica (Panamá: 2006), el Sur de África (Sudáfrica: 2007) y el Sureste de Asia (Indonesia: 2007; Tailandia: 2008), JASS impulsó el proyecto “Imaginando y reconstruyendo los movimientos de mujeres para el futuro” (solamente disponible en ingles). Cada instituto fue encabezado por varias aliadas locales en colaboración con el equipo central. Las participantes hicieron un ejercicio para recordar y reivindicar la historia de los movimientos de mujeres en su región y aplicaron el marco de poder de JASS a su propia experiencia, con el fin de analizar el contexto actual, evaluar sus estrategias y elaborar un plan común para el desarrollo de habilidades y la construcción de alianzas.

Despegando, Echando Raíces: 2008 al presente

Nos sorprendió gratamente el impulso mostrado por los institutos y la demanda de las mujeres participantes de seguir trabajando con los procesos y el análisis del poder realizados por JASS. Debido al compromiso asumido de desarrollar un modelo organizativo apropiado para la construcción de movimientos, nos apresuramos a consolidar los equipos, las estructuras y los programas regionales, con el fin de reflejar y responder a los temas identificados por las mujeres mismas. Con base en los análisis que salieron de los institutos, nuestras aliadas establecieron las prioridades de la agenda: en Mesoamérica, represión política y violencia; en el Sur de África, VIH/SIDA y derechos de salud; y, en el Sureste de Asia, derechos económicos.

En un esfuerzo por mantener estructuras flexibles y austeras, el equipo interregional de tiempo completo creció con mesura, apoyando al mismo tiempo a los equipos regionales. El intento de mantener estructuras austeras y de facilitar el crecimiento de alianzas y un trabajo político cada vez más complejo, nos llevó al límite. Por fin, nuestro programa de trabajo obtuvo apoyo financiero para varios años, el cual fue otorgado, en especial, por el gobierno holandés y por la organización del Reino Unido Comic Relief

“Es temprano todavía. Las formas en que JASS trabaja y su impulso a la organización son procesos lentos, difíciles y muy participativos... JASS es una organización importante y su hora ha llegado.” - Everjoice Win

En 2012, JASS cuenta con una equipo internacional de 23 mujeres que trabajan a tiempo completo o a tiempo parcial en más de 18 países, las cuales se distribuyen en cuatro oficinas regionales: Washington, DC, Phnom Penh, Ciudad de México y Ciudad del Cabo. Las oficinas regionales están echando raíz y reforzando su autonomía. A la vez, el equipo interregional las fortalece y transfiere conocimientos y responsabilidades a los equipos regionales, facilitando los vínculos para fines de aprendizaje, de difusión en los medios de comunicación, de recaudación de fondos, de generar publicaciones y para lograr incidencia política conjunta a nivel internacional. Nuestra estructura en construcción incluye una junta directiva integrada por renombradas activistas, académicas, investigadoras y educadoras populares de varias partes del mundo. Mirando hacia el futuro, JASS enfrenta el reto de “aterrizar el helicóptero” y de difundir el conocimiento acumulado con base en la acción sobre las dinámicas de la construcción de movimientos, de los derechos de las mujeres y del cambio social.