Saltear al contenido principal

Movimientos audaces + financiación audaz
= cambio audaz

En estos tiempos turbulentos, hemos venido atestiguando movimientos y movilizaciones mejor organizadas que las que hemos visto en décadas. Pero los movimientos también enfrentan riesgos y desafíos de consideración. ¿Cómo responde la filantropía a este momento?

Una conversación estimulante entre financistas, pensadoras y provocadoras feministas

INTRODUCCIÓN

JASS invitó a siete mujeres de color, sobre todo mujeres negras con liderazgo en el ámbito de la filantropía, a participar en una conversación franca sobre qué les pide el momento político a las financistas con ocasión de la conferencia anual de 2021 de EDGE Funders Alliance. Estas mujeres plantearon osadamente algunas preguntas fundamentales que iban directo al grano:

¿Qué nos impide financiar mejor, más rápido y con más impacto para lograr cambios?

Awino Okech (moderadora), SOAS, University of London

El resultado fue una conversación intergeneracional e intersectorial crítica que dio lugar a que afloraran percepciones fundamentales acerca del papel de la filantropía, en términos de las necesidades de los movimientos y la imaginación necesaria para dotar de recursos el trabajo transformativo.

Este es el momento de escuchar a los movimientos porque como dijo con acierto una persona participante, “¡no tenemos tiempo!” A continuación, se incluyen algunas ideas provocadoras sobre la dotación de recursos que nos empujan a replantearnos cómo podemos alinear el financiamiento a las prioridades de los movimientos, a fin de que estos tengan lo que necesitan para desarrollarse y ganar.

Los movimientos lideran

Escuchar y confiar en el liderazgo de los movimientos

porque las personas que están más cerca del problema también están más cerca de la solución. Los movimientos saben lo que necesitan y deben determinar a dónde van los recursos.

Tomó toda una pandemia para que los donantes se flexibilizaran, cuando los movimientos han venido hablando de esta necesidad desde hace décadas. Necesitamos preguntarnos cómo estamos progresando para mejorar.

Sandra Macías del Villar, Global Fund for Women

Tomar riesgos más grandes

La filantropía tiene el poder de reescribir las reglas del juego con nuevas y audaces maneras de financiar, priorizar el trabajo innovador y los enfoques no tradicionales, como proveer de fondos por adelantado a personas, formaciones no registradas, trabajo emergente y grupos marginados (p. ej. personas trans y de identidad de género no binario, comunidades indígenas).

Debemos financiar lo que se considera riesgoso, a veces eso implica transferir fondos a una persona. Significa no solicitar montañas de documentos para probar que existes. Debemos también desafiar el riesgo de solo financiar un tema y apoyar temas de una manera colectiva e interseccional.

Amina Doherty, Black Feminist Fund/Equality Fund

Pensar con audacia y a largo plazo

Financiar de una manera experimental y creativa

Proporcionar financiamiento flexible (sin restricciones) y a largo plazo que no se base en un tema o actividad, sino que apoye visiones holísticas de cambio con efectos a largo plazo.

¿Qué pasaría si imagináramos financiar por 50 años en vez de cinco?

Aleyamma Matthew, Collective Future Fund

Financiar la infraestructura,

Es complejo construir y fortalecer movimientos,

se requieren múltiples y diferentes líderes, habilidades, competencias, puntos de intervención, así como alineación y colaboración política para resistir la reacción adversa y maximizar el impacto y la longevidad.

Si deseas una respuesta rápida y eficaz en tiempos de crisis, debes financiar apropiadamente cuando no hay crisis porque la gente que vive en estas comunidades es la que entiende el contexto y puede moverse sin demora, con más rapidez.

Theo Sowa, consultora independiente

Apoyar a los movimientos

El cambio social tiene muchas dimensiones

e implica muchos puertos de entrada para dotar de recursos holísticos. Apoya a movimientos con una serie de recursos, como seguridad digital, cuidados colectivos e individuales, justicia de sanación y otros activos intangibles que sostienen su organización a largo plazo.

La dotación de recursos no se limita a subvenciones de dinero. En JASS, como una organización de apoyo a los movimientos, nos gusta pensar que llegamos con una canasta de recursos – que incluyen la educación popular feminista, el aprovechamiento de alianzas fundamentales para las agendas de los movimientos y el acceso a espacios de incidencia internacionales – a donde estén los movimientos y de los que estos pueden hacer uso.

Shereen Essof, JASS

Invertir el guión

Cuestionar las prácticas filantrópicas

que reproducen las desigualdades estructurales y los desequilibrios de poder que perpetúan los obstáculos a los recursos y sofocan la capacidad de los movimientos para hacer cambios.

Replantearnos por completo todas las cosas que hemos venido haciendo porque no funcionan. Necesitamos empezar a pensar en la filantropía como una redistribución de recursos a las comunidades a las que pertenecen. Significa comprometerse a dotar de recursos generacionales a los movimientos y décadas de subvenciones.

Jesenia Santana, Solidaire Network

Volver arriba