Mesoamérica - Defensoras: solidaridad y acción urgente

“Ha habido un incremento en el gasto militar y al mismo tiempo un aumento de feminicidios. Debería ser todo lo contrario en teoría: más gastos, más seguridad. Sin embargo, la ‘seguridad ciudadana’ en todo Centroamérica ha significado más muertes para las mujeres.” -Suyapa Martínez, CEM-Honduras

La región mesoamericana enfrenta un alarmante aumento de la violencia contra las defensoras de derechos humanos, una violencia invisibilizada y disminuida en su gravedad, características y consecuencias. Las defensoras de derechos humanos, sus organizaciones y movimientos  enfrentan serios obstáculos para desarrollar su trabajo y avanzar hacia la justicia y la igualdad social. Muchas organizaciones se han desarticulado o debilitado por las reiteradas amenazas, ataques, y la falta de recursos. Las mujeres de los movimientos sociales requieren de formas propias de protección para garantizar su seguridad, así como la continuidad de su labor en defensa de los derechos.

“Vivimos una violencia brutal pero se minimizan otras formas de violencia de género sobre todo.” Defensora de Guerrero

La experiencia adquirida por JASS y otras redes de mujeres arrojan como un aprendizaje sustantivo que la construcción de espacios de protección entre defensoras, el reconocimiento público y la solidaridad de actores internacionales pueden ser un respaldo sustantivo en momentos críticos de riesgo para las mujeres. Por ello, el fortalecimiento y fomento a la construcción de espacios de contacto, como redes y otras formas de articulación son de sumo valor.

Mujeres Defensoras 

En la región, las mujeres están en la primera línea de los movimientos y organizaciones que defienden activamente los derechos humanos. Son las que buscan a las víctimas de desaparición forzada, las que sacan a la luz pública los casos de violencia sexual cometida por militares, las que se movilizan por la defensa del territorio y los recursos naturales de los pueblos originarios, las únicas que apoyan a las mujeres encarceladas por abortar, las que defienden a las trabajadoras de las maquiladoras. Además son quienes se encargamos mayoritariamente de combatir la impunidad y buscar justicia para las víctimas de asesinatos, secuestros, violencia sexual y feminicidio.

Las defensoras enfrentan el aislamiento y la violencia de sus familias y comunidades que las cuestionan por salirse de los roles tradicionales, tienen que protegerse de la violencia al interior de su propias organizaciones y realizan su trabajo en condiciones de desgaste y sin remuneración adecuada. Son más vulnerables a la violencia sexual, a las campañas de difamación y al desplazamiento forzado para protegerse y proteger a sus familias. El Estado es el responsable último de estas agresiones contra las defensoras ya sea por omisión, acción o complicidad con los responsables.

Dado el incremento de la violencia contra mujeres defensoras en la región, diversas mujeres activistas se están organizando y movilizando alianzas para su protección y autocuidado. Sin embargo, todavía muchas mujeres que defienden activamente sus derechos humanos siguen sin reconocerse como defensoras.

Las defensoras de los derechos humanos y las activistas dedicadas a promover los derechos de la mujer o las cuestiones de género en América son las que parecen estar más expuestas a los asesinatos o los intentos de asesinato.” Relatora Especial sobre la Situación de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, ONU  2011

Movilizando Acción y Solidaridad

El programa de Solidaridad y Acción Urgente de JASS impulsa y acompaña procesos regionales e internacionales de solidaridad, articulación, diálogo y comunicación para mujeres de diversos movimientos sociales en Mesoamérica, que den visibilidad y respaldo a sus luchas y favorezcan la protección de defensoras en riesgo. Para ello:

  • Favorecemos la seguridad y protección de mujeres defensoras y sus organizaciones a través una iniciativa regional de defensoras y redes nacionales de defensoras en Honduras y México.
  • Visibilizamos y fortalecemos los aportes de las mujeres en los movimientos sociales.
  • Facilitamos y favorecemos la solidaridad internacional hacia y en la región mesoamericana para fortalecer las luchas de las mujeres.
  • Generamos y facilitamos acciones de incidencia en los Estados y mecanismos internacionales de derechos humanos, siempre en función de las necesidades de los procesos que acompañamos.
  • Sistematizamos y compartimos nuestro enfoque, metodologías y acciones de construcción de movimientos a partir de nuestra experiencia y la experiencia de nuestras aliadas en la región.

Alianzas Innovadoras

JASS convocó y coordina actualmente la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) en alianza con cinco organizaciones nacionales, regionales e internacionales1. La Iniciativa favorece el diálogo, la articulación y la acción conjunta entre defensoras de diversos movimientos sociales tanto a nivel nacional como regional, para favorecer y fortalecer la acción colectiva por la protección y el reconocimiento social de las defensoras de derechos humanos.

Actualmente JASS apoya y se coordina con redes de protección y autocuidado en Honduras, México, Guatemala y El Salvador que articulan a más de 200 defensoras. Para ello:

  • Impulsa la creación de espacios seguros y de confianza donde las defensoras puedan expresar en la violencia que enfrentan. Espacios que les permitan contar con la red de apoyo que muchas veces no tienen en sus entornos cercanos, ya sean familiares, comunitarios u organizativos.
  • Favorece el reconocimiento de la labor y el aporte de las mujeres a los derechos humanos.
  • Genera análisis de género sobre la situación de violencia que enfrentan las defensoras en la región.
  • Desde una estrategia de acción regional e internacional atiende casos y situaciones de violencia contra defensoras en cada uno de los países de la región.
  • Promueve el fortalecimiento y construcción de capacidades que permita a las defensoras, individual y colectivamente, generar sus propias estrategias de protección.
  • Moviliza recursos diversos y flexibles que permitan atender de manera oportuna las diferentes necesidades de protección.
  • Desarrolla análisis y estrategias que favorezcan la politización del autocuidado como una forma de garantizar la sostenibilidad de los movimientos sociales y sus luchas.

1 AWID, la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, el Fondo Centroamericano de las Mujeres y Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, Guatemala  (UDEFEGUA)

Artículos Regionales Relacionados

Las mujeres que habitan la región de México y Centroamérica tienen una larga tradición de participación política y para JASS, ellas mismas con defensoras de derechos humanos que están transformando las dinámicas de poder entre mujeres, hombres, en la sociedad más amplia para construir la democracia y nuevas oportunidades de libertad.

Desde JASS externamos nuestra más sincero respaldo para la Fiscal Paz y Paz y nuestra más enérgica condena frente a la decisión tomada por la Corte de Constitucionalidad. Compartimos la siguiente carta abierta a la Fiscal Paz y Paz por parte de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos.

En un contexto donde la violencia social, vinculada a la discriminación hacia las mujeres, impide que las defensoras tengan condiciones mínimas para ejercer su labor, la IM-Defensoras responda para la protección integral de las defensoras en Mesoamérica, llevando a cabo el 2do Encuentro Regional en septiembre.