Mesoamérica - Contexto y Objetivos Estratégicos

jass-hondurasLa violencia se intensifica

Mesoamericana (integrada por México y Centroamérica) es una de las regiones más peligrosas del mundo para las mujeres. Los medios de comunicación reportan un alza constante de la violencia contra las mujeres, y particularmente contra mujeres activistas, y un aumento en la tasa de femenicidios -- el asesinato de una mujer relacionado con su género. En Mesoamérica, una mezcla tóxica de factores explica este nivel alarmante de violaciones de derechos humanos, brutalidad, inseguridad y pérdida de libertades básicas. Entre ellos son:

* La falta de capacidad institucional y voluntad política de los estados para garantizar los derechos y la seguridad de las mujeres;

* La creciente violencia y crueldad de las cárteles de la droga y el crimen organizado, a menudo en complicidad con los actores estatales;

* Las políticas internacionales--en particular, la guerra contra las drogas y otras políticas de seguridad de los Estados Unidos--que contribuyen a la militarización y son utilizadas como pretextos para la represión y la criminalización de la protesta;

* El poder que ejercen en la política los grupos fundamentalistas religiosas que buscan revertir y sabotear los derechos de la mujer;

* Las tácticas agresivas de las corporaciones nacionales y transnacionales para explotar los valiosos recursos naturales

"Los asesinatos... de cientos de mujeres jóvenes no son al azar. Son las víctimas de la combinación mortal de una 'guerra contra las drogas' lanzada por los gobiernos de Estados Unidos y   México, la impunidad generalizada y una sociedad profundamente sexista". - Laura Carlsen (carta al periódico New York Times, 24/06/12)

Desigualdad y represión

La política económica centrada en intereses económicos trasnacionales privados, profundiza la desigualdad de género, la depredación del medio ambiente y la violación de los derechos de los pueblos. Con un apoyo decidido del gobierno de los  Estados Unidos, se ha impuesto un modelo de seguridad centrado en la militarización que no ha logrado erradicar la inseguridad, ni restituir la paz. Por otro lado cuerpos de seguridad, tanto militares como policiacos, son cada vez más utilizados para reprimir manifestaciones sociales. La corrupción y la complicidad de las fuerzas de seguridad con el crimen organizado

La violencia contra las mujeres y contra las defensoras de derechos humanos se ha convertido en un mecanismo de control a través del miedo que silencia a las mujeres activistas y pone en riesgo la vigencia de los derechos humanos de toda la población.

La ola de violencia en México y Centroamérica tiene profundas raíces económicas, sociales y políticas… [E]l derramamiento de sangre va acompañado de las formas silenciosas de violencia como el hambre, la pobreza, la desigualdad y el analfabetismo. Éstas afectan más a las mujeres debido a la discriminación y al hecho que con frecuencia las mujeres son las principales encargadas de cuidar a sus familias.” – De Sobrevivientes a Defensoras: mujeres que enfrentan la violencia en México, Honduras & Guatemala.

La corrupción que existe a todos los niveles de gobierno ha resultado en una mayor barrera al acceso de justicia por parte de las mujeres y las defensoras, poniéndolas en riesgo a ejercer su labor. La línea entre el Estado a nivel local y el crimen organizado y otros poderes fácticos ha casi desaparecido en muchos territorios. La derecha fundamentalista ha logrado ervertir los avances en derechos reproductioves y sexusals en muchos estados y paises, y el asesinato de la gente gay, lesbiana y transgénero está a la alza.

A pesar de los riesgos, mujeres siguen mobilizándose en formas inovadoras para exigir justicia y paz.  

Nuevas formas de organización y acción ciudadana

En este contexto, no se puede confiar en el estado siempre para proteger a la ciudadanía y aplicar las leyes. Por un lado, es importante exigir que el estado cumpla con sus obligaciones; por otro, la grave situación requiere alternativas desde abajo, donde hay que construir alianzas más fuertes, más amñplias y más ágiles, que pueden fortalecer el poder colectivo. Las organizaciones y los movimientos tiene que combinar las demandas hacia el estado y también desarrollar soluciones desde la base.

“El cambio social y político en este contexto se debe construir colectivamente; implica romper barreras… significa enfrentar los temores para nuestra propia seguridad y protección.” – Patricia Ardón 


Las mujeres protagonizan importantes luchas, desarrollando nuevas formas de organización y movilización. JASS Mesoamérica trabaja en apoyar y amplificar esto esfuerzos con el fin de fortalecer a las mujeres líderes en tres niveles: ofreciendo capacitación para ampliar sus habilidades personales, apoyando sus papeles en sus organizaciones y comunidades, y; dando mayor visibilidad y solidaridad a su trabajo. JASS contribuye a construir y movilizar alianzas más fuertes que son más efectivas en la esfera política y que funcionan mejor para asegurar la seguridad y bienestar de las mujeres activistas.

Estrategia de JASS: movilizando mujeres activista

Desarrollamos una estrategia regional que vincula la formación y la reflexión a la organización de base, comunicación y acción política. Lo hacemos a través de procesos regionales e iniciativas de solidaridad internacional, favoreciendo espacios seguros de diálogo entre mujeres de diversas identidades, países y movimientos sociales. Para ello la construcción de vínculos y alianzas con procesos, movimientos, organizaciones y personas con quienes compartimos visión y objetivos comunes, es un principio político de nuestro trabajo en la región y nos permite amplificar las agendas de las mujeres a través de diversas fuentes y medios. Para aumentar el alcance y el impacto de estas actividades, JASS genera conocimiento--investigación, análisis, herramientas, cuentos y lecciones prácticas--y optimiza el uso creativo de los medios alternativos y comerciales para colocar el tema de los derechos y movimientos de las mujeres en el centro del debate.  

 

Coordinado por un equipo regional conformado por activistas, educadoras y expertos en derechos humanos, impulsamos nuestras actividades a través de tres ejes estratégicos:

  • Escuela de Alquimia Feminista: facilitamos procesos de formación y aprendizaje con el fin de fortalecer las capacidades de las activistas y generar conocimientos de la acción política;
  • Solidaridad y Acción Urgente: convocamos espacios transfronterizos para la acción y movilización colectiva de local-a-global para la protección de defensoras; y
  • Amplificando las Voces de las Mujeres: promovemos herramientas de comunicación, alianzas con medios y espacios de formación en el uso de tecnologías para dar visibilidad a las voces de las mujeres de vanguardia.

Escuela de Alquimia Feminista

Este programa de liderazgo y aprendizaje responde a la necesidad apremiante entre organizadoras mesoamericanas de todas las edades de renovación, reflexión y formación política para enfrentar la situación actual. Combinado cursos en línea y presenciales, Alquimia pone énfasis en fortalecer e impulsar procesos de formación entre mujeres indígenas, campesinas, jóvenes y otras mujeres que luchan con menos acceso a recursos. que generación de conocimientos con ética y visión feminista con mujeres mesoamericanas.  Desarollamos la metodología de educación popular feminista y favorecemos diversas modalidades de formación que permitan el aprovechamiento y fortalecimiento de los aprendizajes cotidianos de las mujeres, los espacios formales de formación y el uso de nuevas tecnologías. A través de la investigación y reflexión colectiva, producimos conocimientos y saberes basadas en la práctica y la acción, los cuales contribuyen a fortalecer el activismo de las mujeres. Lea más sobre Alquimia.

Solidaridad y Acción Urgente: defensoras de derechos humano

JASS ha dado prioridad a la contrucción de solidaridades entre mujeres en todo el continente desde si inicio. En el contexto actual de violencia a la alza, se profundizan los problemas regionales, agravados por los flujos ilegales de armas y el financiamiento del gobierno de Estados Unidos a "la guerra contra las drogas". Relaciones fuertes entre organizaciones se vuelven más importantes que nunca en este contexto, para trabajar juntos, compartir y canalizar recursos, proteger a las víctimas de la violencia y activistas amenazadas y movilizar nuestro poder colectivo para el cambio.

 

En 2010, JASS--con cinco organizaciones nacionales, regionales e internacionales--fundó la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos(IM-Defensoras). La IM-Defensoras impulsa el reconocimiento de la labor y el aporte de las mujeres a los derechos humanos, construye alianzas y busca generar alternativas de protección, autocuidado y seguridad para atender la violencia que enfrentan las defensoras tanto por la labor que realizan como por su condición de género. La Iniciativa ha creado protocolos de protección ciudadana y otros mecanismos para proteger a las activistas en un contexto en que los estados no asumen esta responsabilidad suya. La Iniciativa moviliza acciones urgentes en casos específicos y buscar incidir en las instituciones responsables para garantizar los derechos de las mujeres. Estrategias de medios han ayudado a que las defensoras, a menudo desconocidas mas allá de sus comunidades, tengan un perfil más alto y mayor reconocimento. En encuentros entre defensoras o en línea, la Inicitiava ha construido una alianza fuerte entre cientos de defensoras y grupos que en su mayoría no habían trabajado juntas antes.  Estas alianzas sirven como forma de protección en emergencias y socializan recursos para tener mayor impacto. Estos procesos dan a conocer el trabajo de defensoras en un contexto en que la invisibilidad la hace más vulnerables a ataques.

 

JASS Mesoamérica y la IM-Defensoras producen investigaciones y estudios de casos sobre las causas y el carácter específico de la violencia contra la mujer. Esta información ha servido para cambiar el enfoque de organizaciones internacionael of key international organizations and made both JASS and the Initiative a respected and reliable voice on these matters with the press and governments. Read more about JASS’ regional Solidarity and Urgent Action program.

 

Lea más sobre la estrategia de Solidaridad & Acción Urgente.

Amplificando las Voces de las Mujeres

Contribuimos a la construcción y difusión de un discurso feminista que visibilice y favorezca el reconocimiento social de las luchas de las mujeres y sus aportes. Facilitamos espacios de formación en el uso de estrategias innovadoras de comunicación con mujeres activistas quienes históricamente han sido excluidas de la era digital, especialmente mujeres indígenas y rurales, y establecemos diversas alianzas con periodistas de medios masivos y alternativos de comunicación, para visibilizar las luchas de las mujeres por la justicia. Lea más sobre nuestro trabajo con comunicaciones y los medios.