Dinamizando Movimientos de las Mujeres

linnah matanya protestingLa misión fundamental de JASS es construir y movilizar el poder colectivo de las mujeres para la justicia. Por “poder colectivo” nos referimos a las alianzas profundas entre organizaciones formales y no formales, redes de base, y diversos sectores - en otras palabras, movimientos. En algunos lugares donde trabajamos, como Mesoamérica, esto involucra catalizar y conectar a movimientos y grupos sociales existentes. En el sur de África y el sudeste asiático, donde los movimientos son a veces débiles o inexistentes, organizamos y vinculamos aliadas y redes de base para que puedan operar más como movimientos.

En todas partes, JASS trabaja con aliadas y socias para incorporar y capacitar a las mujeres organizadoras con el fin de facilitar los procesos que catalizan y mantienen estas alianzas. Llamamos a las metodologías que utilizamos para estos procesos de aprendizaje y de organización: la educación popular feminista. A partir de historias y preocupaciones compartidas, las mujeres generan análisis, nuevos conocimientos y planes prácticos para la acción y la colaboración.

"No se puede construir un movimiento sin una fuerte y convincente visión. Se necesita el valor de moverse en una dirección nueva y audaz donde las ideas feministas nacen, la innovación se alimenta, y ocurre el cambio." ~ Hope Chiqudu

A pesar de que las alianzas y redes apoyadas por JASS involucran a mujeres y grupos muy diversos - no sólo las feministas o grupos de derechos de las mujeres - llamamos nuestra construcción de movimientos de una perspectiva "feminista" porque, en cada etapa, JASS crea espacios seguros y de empoderamiento desde donde la vida de las mujeres y sus luchas personales son tan fundamentales para el desarrollo del liderazgo y organización como sus batallas públicas compartidas. Todo nuestro trabajo está impregnado de una comprensión de cómo el poder y patriarcado marginalizan a las mujeres y cómo los enfoques alternativos pueden inspirar, unir y transformar.

Un movimiento va más allá de las coaliciones de diferentes ONGs. Un movimiento tiene:

  • un gran número de miembras y miembros activos;
  • una visión política y una agenda convincente para el cambio;
  • un cierto nivel de organización, con vínculos formales e informales;
  • acciones conjuntas proactivas y reactivas en la búsqueda de objetivos comunes;
  • continuidad en el tiempo, ajustándose a cambios en la coyuntura o el contexto;
  • actividades que combinan estrategias externas (marchas, protestas, etc.) con estrategias internas (incidencia y cabildeo).

~ De Srilatha Batliwala

La construcción de movimientos para JASS también involucra:

  • unir a personas y grupos diversos en torno a una causa común por la justicia;
  • análisis continuo y compartido de contexto, el poder y temas relevantes;
  • estructuras flexibles democráticas basadas en la división del trabajo, los diferentes tipos de líderes, los vínculos ágiles y principios fundamentales, para permitir una acción conjunta;
  • mecanismos de negociación interna y la rendición de cuentas;
  • visiones inspiradoras, valores feministas de la igualdad, y el compromiso de compartir recursos; y
  • el liderazgo y la voz de las personas más afectadas por la injusticia en el corazón del movimiento.

~ De Lisa VeneKlasen

El feminismo desenmascara y reta las raíces profundas del autoritarismo. ~ Atila Roque

El feminismo implica un conjunto de teorías y estrategias organizativas políticas centradas en la igualdad política, social y económica de los sexos. El énfasis de JASS en el feminismo se debe a que no sólo defiende los derechos e intereses de las mujeres, sino también defiende el valor de la igualdad y la libertad de todas las personas. Se trata de la acción política para subvertir las relaciones de poder desiguales entre los sexos y entre otros grupos excluidos, transformando  las desigualdades determinadas por la raza, la etnia, la clase y el ingreso, sexualidad, capacidad, ubicación, edad y otros factores.

¿Cual es la diferencia?

JASS se distingue por:

  • Fortaleciendo movimientos feministas: la organización y la movilización de las mujeres en torno a metas de igualdad de género, y
  • Fortaleciendo movimientos de un enfoque feminista: la inyección de los objetivos de igualdad de género y las perspectivas feministas en movimientos más amplios y la organización de las mujeres en muchos espacios diferentes, al mismo tiempo fortaleciendo las conexiones con los movimientos feministas.

Para profundizar un entendimiento de la construcción de movimientos de una perspectiva feminista, JASS ofrece muchas publicaciones, como el Diccionario de la Transgresión Feminista. El trabajo de JASS en el Sur de África, Sureste de Asia, y Mesoamérica muestra la construcción de movimientos de una perspectiva feminista en acción.

La Palabra “F”

Cuando comenzó JASS, sabíamos que la palabra "feminista" podría alejar a algunas personas. Si bien los procesos de JASS vienen de la mano con la práctica y la teoría feminista, no añadimos la palabra específica "feminista" hasta que las mujeres con las que trabajamos lo exijan. JASS crea oportunidades para que todas las mujeres empiecen a reclamar el feminismo como una forma de entender y cambiar el mundo. El enfoque del feminismo de JASS abarca género, clase, raza, sexualidad, habilidades y mucho más. Para nosotras, el feminismo abarca una visión integradora de la justicia como un proceso de debate constante.

El Papel de JASS

En la construcción del movimientos de una perspectiva feminista, JASS es una facilitadora (acompaña y apoya a líderes activistas y sus movimientos) y una actora (que participa directamente en la acción estratégica). Trabajando tanto en el Hemisferio Norte como en el Sur, podemos aumentar nuestra influencia, atravesando fronteras, y maximizar el poder estratégico de nuestras diversas localidades y relaciones.