Desafiando la Violencia contra las Defensoras

Las defensoras de los derechos humanos y las activistas dedicadas a promover los derechos de la mujer en América son los que parecen estar más expuestas a los asesinatos o los intentos de asesinato. Relatora Especial sobre defensores y defensoras de la ONU, 2011

 

A nivel mundial, las mujeres enfrentan situaciones de inseguridad y represión, cuyas causas trascienden las fronteras nacionales y ponen a prueba la capacidad de las ONGs y la sociedad civil para responder. A su vez, ello impulsa la demanda de alternativas nuevas y contundentes, de alianzas más ágiles y de acciones estratégicas. Los Estados no protegen a sus ciudadanos y menos a sus ciudadanas; los actores transnacionales no estatales ejercen una influencia cada día más fuerte y a menudo oculta; y la violencia es perpetuada por la impunidad general.

La crisis mundial se ha profundizado debido al creciente nivel de influencia del crimen organizado y de otros actores no estatales, así como por las políticas económicas devastadoras. Esto deja a las activistas sin mayor protección y a merced de amenazas constantes. Frecuentemente, las instituciones estatales carecen de la voluntad política y recursos para defender los derechos humanos, al mismo tiempo que aumentan las inversiones en políticas de militarización y de guerra. Las mujeres activistas son víctimas no sólo de calumnias y de reacciones represivas de parte de actores externos, sino también de la violencia ejercida dentro de sus comunidades y movimientos. Al enfrentar este riesgo de partida doble, la protección de las defensoras se vuelve particularmente compleja.

malawi-arvs-jass

En este contexto, las mujeres se han movilizado en todo el mundo, encabezando luchas contra la impunidad y contra la represión. Estas mujeres activistas, muchas de las cuales nunca se han identificado como defensoras de derechos humanos a menudo invisibilizadas, están a la vanguardia de las luchas por la justicia social, la democracia y los derechos. Por tanto, son objeto de  amenazas, intimidación y, a veces, incluso de la muerte debido a su trabajo. Las defensoras se encuentran en todos los niveles de activismo y están unidas en torno a un interés compartido por la justicia. Provienen de entornos diversos: son líderes comunitarias, maestras, madres, sindicalistas y activistas LGBTI que defienden los derechos sociales y económicos; también son indígenas, feministas, abogadas, periodistas y académicas que impulsan la defensa de los derechos políticos y civiles.

Respuestas Valientes a la Creciente Crisis en Mesoamérica

A medida que aumentan los niveles de violencia en México y en Centroamérica, crece la amenaza contra los derechos y las libertades de las mujeres. Aquellas que luchan por la justicia enfrentan graves peligros. Guatemala, Honduras y México encabezan la lista de casos de violencia contra mujeres, periodistas y activistas que se han reportado. A manera de ejemplo, en Honduras se cometen más asesinatos que en cualquier otro país del mundo, asesinándose a una mujer todos los días. Para responder a esta crisis, JASS, junto a otras organizaciones, fundó y es parte de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IMD). Actualmente, encabezamos el grupo impulsor, en colaboración con: La Colectiva Feminista para el Desarrollo Local (El Salvador), AWID, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Oaxaca (México), la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos – Guatemala (UDEFEGUA) y el Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM).

Frente a esta violencia, la Iniciativa busca proveer alternativas que protejan a las mujeres y las liberen de la misma, con el objetivo de que continúen su trabajo de defensa de los derechos humanos. JASS facilita el diálogo, la acción coordinada y la construcción de capacidades entre mujeres activistas de distinto origen; difunde sus contribuciones a los derechos humanos, apoya el desarrollo de estrategias de protección y autocuidado, además de movilizar recursos para su trabajo.

“La grave situación de inseguridad y violencia que viven nuestros países, requiere como nunca antes, de recursos, estrategias y alianzas nuevas para asegurar la seguridad y el autocuidado de las mujeres defensoras y su activismo por una nueva civilidad.” - Orfe Castillo Osorio, México

Podrá encontrar más información sobre el programa de Solidaridad y Acción Urgente de JASS Mesoamérica.

Solidaridad y Acción Internacional para la Protección

JASS MESOAMERICA HONDURASAprovechando su red internacional, JASS utiliza sus contactos con organizaciones gubernamentales, con los medios de comunicación y con sus aliados para dar mayor difusión a los llamados a la acción y a la justicia. Además, apoya la construcción de alianzas y el trabajo de investigación para denunciar las violaciones a los derechos humanos, para impulsar el análisis de las mujeres y para que éstas compartan estrategias y aprendizajes con otras activistas en todo el mundo. Al brindar solidaridad en forma continua a través del acompañamiento político permanente, JASS respalda a las mujeres y a sus organizaciones en su trabajo de defensa de sus derechos humanos.

Promovemos la solidaridad a nivel regional e internacional para:

  • Responder a situaciones urgentes que ponen en peligro la seguridad y los medios de vida de las activistas y de las defensoras;
  • Acompañar y visibilizar los movimientos y las luchas de las mujeres, las cuales se ven fortalecidas por la acción regional e internacional;
  • Promover la reflexión sobre el autocuidado como una condición para garantizar la sostenibilidad de las luchas de las mujeres por la justicia y la equidad; y
  • Ofrecer un análisis de género respecto a la situación y a la violencia que enfrentan las defensoras.

Hasta 2012, el programa de JASS con las defensoras de derechos humanos ha sido impulsado, en gran parte, por JASS Mesoamérica. Este trabajo ha concitado el interés de toda la comunidad de JASS.  Por ejemplo, en el Sur de África, JASS ha comenzado a reflexionar acerca de cómo integrar las estrategias corazón-mente-cuerpo en un enfoque de defensoras de derechos humanos, con la finalidad de contribuir a la promoción de la seguridad y el autocuidado.