Corazón-Mente-Cuerpo

 

“¡Si no puedo bailar, no quiero tu revolución!” - Emma Goldman


 

 

Debido a la violencia y a las reacciones negativas en contra de las posiciones feministas en todo el mundo, las activistas experimentan altos y persistentes niveles de estrés y agotamiento. Sin embargo, al dar más importancia a las comunidades y a su trabajo de justicia social, las activistas no asumen su propia vulnerabilidad y se desgastan. El deterioro de las activistas las pone a ellas y a sus movimientos en alto riesgo. Por tanto, abordar su bienestar no sólo es un asunto de una adecuada estrategia política y de sostenibilidad, sino también de compasión.

Corazón—MenteCuerpo es una estrategia innovadora liderada por JASS Sur de África que posiciona el autocuidado, la integridad y la seguridad de las mujeres en el centro de la organización y de la construcción de movimientos sostenibles. La misma se fundamenta en un análisis detallado de los contextos, así como en la comprensión del funcionamiento del poder en los ámbitos personal y público. Los crecientes niveles de violencia a nivel mundial implican que aquellas mujeres que se encuentran en la vanguardia de la lucha por la justicia se exponen a altos niveles de riesgo. Ya sea en Zimbabue, en México, en Honduras o en Camboya, las mujeres enfrentan amenazas, intimidación, detención y tortura debido a su trabajo. En todo el mundo, los extremistas religiosos y los conservadores estigmatizan a las feministas y a las activistas que luchan por causas controvertidas, sea por el derecho a la tierra, o bien, por los derechos LGBT. Peor aún, un sentimiento antimujer permea ciertas comunidades en las que la difamación cunde, ya que a menudo las familias estigmatizan o aíslan a las activistas.

Tenemos que partir de la convicción de que la lucha por eliminar la desigualdad de las mujeres debe abordar el trabajo de las mujeres sobre sí mismas. Para saber de qué manera cuidarnos, cómo defendernos.” –  Marina Bernal, Ten Insights to Strengthen Responses for Women Human Rights Defenders at Risk, AWID

A pesar de que las palabras Corazón—Mente—Cuerpo son interpretadas de manera diferente en las tres regiones en que trabaja JASS, constituyen un marco para la construcción de una estrategia integral orientada a la organización política y a la acción. Éste se enfoca en:

  • el cuidado y la defensa de los cuerpos de las mujeres;
  • la canalización de sus pasiones, sus valores y su enojo; y
  • la creación de espacios en los que las mujeres desarrollen y utilicen sus conocimientos y experiencia para tomar decisiones políticas sabias.