La pandemia: cambios en la organización de JASS


Ante el impacto provocado por el COVID-19, jass ha hecho algunos cambios organizativos emocionantes. En nuestro adn organizacional están incrustadas la agilidad y la capacidad de respuesta frente a contextos cambiantes y de crisis. Estamos orgullosas de cómo hemos sido capaces de movernos rápidamente y de cómo aprovechamos a nuestro personal integrado en los movimientos que apoyamos, lo cual nos permite repensar los modos en que nuestro trabajo puede dar respuesta al momento actual. Estos cambios están ayudando a nuestros aliados y nuestros grupos de interés a satisfacer sus necesidades prácticas inmediatas y, al mismo tiempo, a encontrar formas creativas de fortalecer y apoyar la organización estratégica basada en dichas necesidades en un contexto en rápida transformación.

Activando el Fondo de Movilización de JASS

Este fondo proporciona desembolsos pequeños pero inmediatos (en un plazo de 24 horas) a nuestros aliados y asociados, permitiéndoles cubrir aspectos esenciales y organizar respuestas inmediatas encaminadas a sostener sus comunidades y organizaciones. Esto es fundamental porque las necesidades prácticas se convirtieron en estratégicas, alimentando tanto la supervivencia como la organización. Si no se dispone de alimentos o agua, la capacidad de liderazgo, las prioridades y la organización se ven trastocadas. Por lo que este fondo hace posible que las mujeres líderes de las comunidades y sus organizaciones y formaciones respondan a acontecimientos imprevistos y a oportunidades estratégicas, fortaleciendo al mismo tiempo el liderazgo y la seguridad colectivos.

Transformando nuestro plan de incidencia de cara a Beijing+25>

jass está preparando una serie de diálogos de un año de duración llamada “Las mujeres transforman un mundo en crisis”, cuyo objetivo es hacer que las personas participen en una profunda conversación política sobre el significado de nuestro momento, que permita reimaginar estrategias de movimiento orientadas a lograr el cambio transformador en las circunstancias más difíciles y fortalecer nuestros programas/estrategias de organización en el futuro próximo. Con el propósito de que estos diálogos sean inclusivos, la serie comprenderá seminarios web, convocatorias dirigidas a los medios sociales, segmentos de audio que incluyen Whatsapp y numerosos mensajes sms y podcasts. Póngase al día con las reflexiones surgidas de nuestro primer diálogo, llevado a cabo en abril, y manténgase atenta para enterarse de los detalles del siguiente, a realizarse el 21 de mayo de 2020.

Desarrollando programas de radio comunitarios dirigidos por mujeres

Consideramos que la radio comunitaria tiene el potencial de alcanzar a una mayor audiencia entre nuestros grupos comunitarios y a nivel rural. Basándonos en el piloto de una serie de radio en Honduras (Tercas con la Esperanza) y en el trabajo realizado para construir narrativas contestatarias en una época de represión política extrema, nos entusiasma la idea de adaptar esta experiencia a Malaui, como parte de la Campaña Nuestros Cuerpos, Nuestras Vidas, así como en Indonesia, para apoyar la difusión de información, el diálogo, la organización y la conexión.

En este momento, seguimos cuidando nuestra organización y nuestra comunidad de práctica, a fin de continuar siendo una organización sana, fuerte, sostenible, vibrante, que trabaja para hacer que el cambio se produzca y que apoya a los socios, aliados, movimientos y organizaciones en este mismo empeño.