Mujeres, Tierra y Paz: delegación JASS y Laureadas del Premio Nobel de la Paz


JASS está participando en Mujeres, Tierra y Paz, Delegación a Honduras (del 20 al 24 de Octubre) y Guatemala (del 25 al 29 de Octubre) respectivamente. La Delegación es organizada conjuntamente entre la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel de la Paz, la Fundación Rigoberta Menchú Tum y JASS (Asociadas por lo Justo), e incluye a 20 personas, quienes visitarán y escucharán testimonios de primera mano de mujeres líderes, activistas indígenas, personas defensoras de derechos humanos y comunidades que defienden sus derechos y el ambiente en contextos violentos; estas, son las mujeres y redes con las que JASS Mesoamérica trabaja y acompaña. La directora ejecutiva de JASS se ha sumado a la delegación donde además participan periodistas, filántropas, cineastas, y las laureadas con el Premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman (Yemen), Shirin Ebadi (Irán), Jody Williams (EUA), y Rigoberta Menchú Tum (Guatemala). 

Hemos unido nuestras fuerzas a través de #WomenLandPeace para amplificar las voces y las perspectivas de nuestras aliadas en la región. Sus testimonios no solamente ponen en manifiesto la naturaleza y las causas de la violencia – incluyendo el rol de las políticas de EUA y Canadá. Resaltan el rol, muchas veces invisible pero a la vez clavel, que juegan las mujeres al mantener al mantener unidas a sus comunidades y sus estrategias creativas para proteger sus tierras, agua, derechos indígenas, y vidas.

Y tú ¿qué puedes hacer?

Súmate a nuestra Delegación de manera virtual y comparte la información desde tus propias redes:

  1. Sigue los contenidos de la delegación #WomenLandPeace en Twitter
  2. Sigue nuestras redes sociales @JASS4justice @JASS_Meso @NobelWomen en Facebook, Twitter, e Instagram
  3. Lee el informe de la delegación Mesoamericana de 2012, De Sobrevivientes a Defensoras.
  4. Dona para apoyar el trabajo de JASS. 
  5. Usa las herramientas de JASS para profundizar tu análisis sobre la construcción y fortalecimiento de movimientos: We Rise: Reimaginando la Construcción de Movimientos.
  6. Apoya a las defensoras de derechos humanos en Guatemala: UDEFEGUA, IM Defensoras Guatemala, La Puya
  7. Apoya a las defensoras de derechos humanos en Honduras: IM Defensoras Honduras, COPINH, OFRANEH
  8. Suma tu voz a los llamados de las mujeres defensoras locales en Honduras, pidiendo un alto a la ayuda militar a Honduras hasta que el caso de Berta Cáceres sea resuelto: the Berta Cáceres Human Rights Act.

Antecedentes


#WomenLandPeace
 se basa en actualizar los hallazgos de una misión investigadora similar llevada a cabo en 2012; se puede consultar estos hallazgos en el informe titulado De Sobrevivientes a Defensoras: Mujeres que enfrentan la violencia en México, Honduras y Guatemala. Durante esa misión realizada con la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel, logramos llamar la atención

  • sobre la crisis de violencia y de derechos humanos en la región, 
  • la forma en que ésta afectaba a las mujeres y  
  • cómo se organizaban para responder a ella.

La misión de 2012 ayudó a crear oportunidades para el diálogo, al igual que relaciones con y entre mujeres activistas y las diversas redes. La delegación estableció conexiones importantes entre defensoras de primera línea y personas influyentes en la toma de decisiones en el Norte que continúan con el cabildeo y con contactos con los medios de comunicación hasta el día de hoy.

¿Qué ha cambiado?

Desde nuestra visita en 2012, los niveles de impunidad y violencia en Honduras y Guatemala se han incrementado, actualmente ambos países están entre los primeros cinco con las tasas más altas de asesinatos; Honduras es el #1. La violencia contra las mujeres defensoras de derechos humanos y su rol crítico al dirigir esfuerzos para proteger los bienes naturales y la democracia son peligrosamente sub-registrados y reciben poca atención nacional e internacional. La percepción popular – de que los cárteles de drogas son responsables de la mayor parte de la violencia en la región – está comenzando a cambiar.

Sin embargo, la corrupción, la represión, y la colusión entre los gobiernos y el crimen organizado están bien documentadas. La región ha visto un incremento en.

  • las inversiones de empresas y gobiernos del Norte Global (en particular EUA y Canadá)
  • la infraestructura en zonas disputadas
  • los proyectos de seguridad, la prohibición del uso de drogas, y el “anti-terrorismo"

La ayuda en materia de seguridad y la “guerra contra las drogas” financiada por EUA han generado la militarización en la región, particularmente en Honduras, propiciando un aumento en la violencia. En un informe de Global Witness se ha documentado que EUA y Canadá han jugado roles críticos en exacerbar la crisis de violencia y de derechos humanos. Las compañías canadiensesson responsables entre el 50 y el 70 por ciento de toda la minería en América Latina. La discriminación sistémica contra las mujeres y los pueblos indígenas exacerban:

  • la deficiencia de los sistemas de justicia
  • el aumento de la impunidad en las violaciones a los derechos humanos, incluyendo el femicidio y la violencia sexual
  • las desigualdades subyacentes

Las personas de las comunidades afectadas argumentan que la minería y otros megaproyectos desplazan a las comunidades e incrementan la pobreza, a la vez que representan riesgos ambientales como la contaminación del agua potable, la destrucción de tierras arables, y el desmantelamiento de la cultura y la comunidad. Las mujeres muchas veces dirigen la lucha por el derecho a la tierra y por lo tanto se convierten en blancos principales de la violencia ejercida por empleados de los proyectos, fuerzas privadas y de seguridad estatal, que usan la violencia sexual y la violación como métodos de desalojo, control social y exhibición pública de la violencia para intimidar a las activistas. Con el tiempo, esto normaliza la violencia contra las mujeres y perpetúa dinámicas y narrativas peligrosas que enraízan aún más la violencia. Este fue el caso de la renombrada activista hondureña y líder indígena Berta Cáceres, quien fue asesinada en 2016 por sus valientes esfuerzos junto con la comunidad Lenca para proteger su tierra, agua y sus derechos comunitarios.

La mayor parte de las personas y grupos enfrentando amenazas son aquellos que se oponen al acaparamiento de tierras, a las industrias extractivas, al comercio industrial de madera y a los proyectos de desarrollo de gran escala” – Informe 2016 del Relator Especial de la ONU sobre la Situación de los Personas Defensoras de Derechos Humanos

Otras activistas y defensoras de derechos humanos – incluyendo estudiantes, activistas LGBTQ y periodistas – están en riesgo y bajo amenaza por denunciar la militarización y los esfuerzos por desmantelar los derechos democráticos y las instituciones básicas.

Con todos estos factores en mente, se ha vuelto todavía más crucial:

  • apoyar el trabajo de las activistas y movimientos comunitario; 
  • entender las causas de la violencia 
  • definir cómo trabajar de mejor manera en solidaridad

La Delegación 2017: #WomenLandPeace

Lanzamos la delegación en Honduras con las laureadas con el Premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman (Yemen), Shirin Ebadi (Irán), y nuestra amiga y colaboradora de mucho tiempo Jody Williams (USA), y posteriormente Rigoberta Menchú Tum (Guatemala) se incorporará en Guatemala. La Directora Ejecutiva de JASS trabajó cercanamente con Jody en derechos humanos en los años 80s en Honduras y otras partes de Centroamérica – y por lo tanto, comparten una visión a largo plazo sobre el poder y el cambio, y en particular un interés en el impacto de las políticas de seguridad de EUA durante más de tres décadas. Las delegadas también incluyen expertas en derechos humanos, periodistas, una cineasta de documentales y filántropas de EUA, Canadá, Guatemala y Honduras. 

La delegación visitara a comunidades en resistencia impactadas por la minería no regulada, la explotación forestal y las hidroeléctricas, y nos reuniremos con líderes y lideresas de la sociedad civil, funcionarios de gobierno de EUA y Canadá, y oficiales internacionales de la ONU para discutir las crisis de derechos humanos en la región y casos específicos de mujeres defensoras. Incluyendo visitas a las comunidades indígenas donde los conflictos han estallado:

  • En Honduras, la delegación visitará la comunidad de La Esperanza y posiblemente  Río Blanco, sitio dónde está planeada una presa hidroeléctrica en el territorio Lenca – planes que llevaron al asesinato de la líder indígena reconocida internacionalmente, Berta Cáceres, en 2016. Integrantes de su organización, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), enfrenta amenazas constantes por la protesta continuada contra este y otros proyectos.
  • En Guatemala, la delegación visitará la comunidad impactada por el proyecto minero ejecutado por Tahoe Resources (una compañía canadiense). En enero de 2017, los y las activistas indígenas ganaron una resolución histórica: una demanda legal contra Tahoe por violaciones a los derechos humanos que se juzgar en Canadá. 

La delegación es organizada por la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel, la Fundación Rigoberta Menchú Tum, y JASS (Asociadas por lo Justo). 

Delegation JASS