En Medio de la Violencia, Mujeres Se Organizan para Garantizar Su Protección


Aun cuando enfrentan crecientes amenazas a su seguridad, las defensoras de derechos humanos continúan su trabajo, creando espacios seguros en los que no sólo comparten sus experiencias de violencia, trauma e inseguridad, sino que también intercambian estrategias de sobrevivencia, planeando, al mismo tiempo, acciones conjuntas.

A partir de las necesidades expresadas por las defensoras mismas, la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IMD), actualmente coordinada por JASS, decide qué acciones realizar. Una de las demandas más frecuentes tiene que ver con la creación de redes de apoyo a nivel local y nacional que desafían las amenazas y la violencia en contextos ligeramente diferenciados. En respuesta, la Iniciativa regional apoya a cuatro redes a través de las cuales se vinculan más de 200 mujeres que se organizan en el contexto de varios movimientos sociales.

Movimientos Diversos

Quiero decirle a mi chiquito, a mi Brandon, que sigue siendo el ‘Principito de Mami’ y que hasta el último latido de mi corazón estaré con él y que jamás, jamás, me daré por vencida hasta encontrarlo.”  Señora Lulú, mexicana del estado de Coahuila, hablando de su hijo desaparecido a los 8 años, en el marco de una manifestación de madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos.

En todo México, madres exigen que el gobierno investigue el paradero de casi 25 mil personas que, durante los últimos seis años, han ingresado en la lista de los desaparecidos forzados. Cada día son más las madres, hijas, esposas y hermanas que se suman a los defensores de los derechos humanos, alzando su voz y exigiendo justicia para sus seres queridos desaparecidos. Al mismo tiempo, las mujeres indígenas y rurales de Guatemala luchan por defender su territorio y sus recursos naturales ante un gobierno que injustamente cedería sus tierras ancestrales a las empresas transnacionales para su explotación. En El Salvador, en el contexto de las restricciones legales vigentes, las defensoras de derechos humanos apoyan a las víctimas de violación que eligen poner fin a sus embarazos en un ambiente seguro.

Asimismo, en Mesoamérica, millones de mujeres participan en movimientos sociales mixtos en pro de la igualdad, la paz y el desarrollo. En un ambiente de discriminación y de violencia de género que afecta a todas las mujeres, las luchas de estas activistas significan que sus vidas, la seguridad de sus familias y el futuro de su lucha corren peligro.

Activando el Apoyo y la Acción

Honduras-jass-mesoamericaEn colaboración con la Iniciativa Mesoamericana, varias organizaciones han resistido y han impulsado acciones y procesos destinados a crear ideas y estrategias alternativas desde una perspectiva feminista, cuyo objetivo es el fortalecimiento de la seguridad y de la protección de las defensoras de los derechos humanos, así como la promoción del autocuidado. En ese sentido, con el fin de responder a las necesidades de las mujeres en riesgo, conjuntamente con varias aliadas, JASS Mesoamérica, ha apoyado la coordinacion de comités nacionales en México y en Honduras — mediante análisis de riesgo, planes y protocolos de seguridad, así como procurando fondos destinados a movilizaciones urgentes. Al mismo tiempo que organizan redes de apoyo, las defensoras han hecho un llamado a que la violencia en su contra sea registrada y documentada y a que la información sea difundida a nivel nacional e internacional. Gracias al primer Sistema para el Registro de Asaltos contra las Defensoras de Derechos Humanos, diseñado específicamente para México y Centroamérica, ahora están disponibles los datos y la información. La incidencia a nivel internacional despierta la conciencia y el compromiso de los actores extranjeros, motivándolos a presionar a los gobiernos para que cumplan con sus responsabilidades y garanticen la seguridad de las defensoras de derechos humanos. JASS ha encabezado los esfuerzos orientados a destacar la contribución de las defensoras en pro de la democracia y justicia a través de delegaciones, de diálogos con la prensa y de compartir análisis con actores de Estados Unidos y de Europa.

Esa búsqueda de justicia por el asesinato de mi papá y la labor continua de defensa de derechos humanos, me trajo a una situación de decadencia en mi salud física y mental. Me comunican acerca de los apoyos de autocuidado que proporciona la Iniciativa Mesoamericana, haciendo mi solicitud de apoyo. El mensaje central de esta ayuda era “que mi vida importa a otras  mujeres.” - Defensora de Guatemala.

Cuando una defensora es asaltada y atacada, su vida cambia. Ello determina que los múltiples niveles de apoyo sean vitales para acompañar su recuperación y para crear un entorno que garantice su reincorporación a su trabajo en pro de la justicia. Cada una de nosotras, sin importar lo que opinemos o lo que hagamos, podemos apoyar mediante la donación de recursos destinados a las situaciones de emergencia, denunciando la violencia en todos los foros y espacios en que participemos y contribuyendo a que a nivel internacional se obtengan el apoyo y el reconocimiento necesarios para sostener el importante trabajo realizado por las defensoras.

Investigación Innovadora sobre la Violencia

El preocupante aumento de la violencia contra las mujeres incluye un rápido repunte en la tasa de femicidios, especialmente en áreas militarizadas, en regiones controladas por el crimen organizado y en países en los que las instituciones democráticas se encuentran debilitadas, como ha sucedido en Honduras después del golpe de Estado de 2009. Paralelamente, se criminaliza la protesta social y las defensoras son caracterizadas como extremistas que se oponen al desarrollo, lo cual profundiza la represión y, por ende, el temor. Desde 2010, al menos 36 defensoras de derechos humanos han sido asesinadas directa o indirectamente por las fuerzas gubernamentales en países supuestamente democráticos y en paz. Según datos de la Iniciativa Mesoamericana, sólo en el año 2012, se registraron 414 agresiones a defensoras. A partir de la Iniciativa y del trabajo de JASS Mesoamérica, se ha constatado que Guatemala, Honduras y México son los países en los que se reporta un mayor número de asaltos.

El 25 de febrero del 2010 me privaron ilegalmente de mi libertad, me torturaron, me violaron, me agredieron física y psicológicamente, amenazándome de muerte si continuábamos con la denuncia y diciéndome que era un regalito del presidente municipal; esto fue al momento en que me dirigía a la escuela, para buscar a mi hijo.” - Defensora de México.

Cada vez que son atacadas, las mujeres que trabajan en derechos humanos se enfrentan a más que un solitario acto de agresión — también sufren amenazas, acoso psicológico y el uso excesivo de la fuerza. Una clasificación de los perpetradores permite identificar que las autoridades locales, los policías y efectivos militares son quienes cometen la mayoría de las agresiones; seguidos por los agentes de seguridad privados, y agresores de las comunidades de origen de las mujeres, de sus familias, así como sus colegas. Al realizar una clasificación por causa de la lucha, quienes sufren el nivel más alto de ataques y amenazas son las mujeres que defienden el derecho al territorio y a la conservación de los recursos naturales; en segundo lugar, se encuentran las mujeres que luchan por su derecho a una vida libre de violencia, las defensoras del derecho a la participación política y comunitaria, además de las periodistas.

Muchas defensoras también experimentan la violencia doméstica a manos de sus familiares y de sus parejas, así como de sus colegas en sus organizaciones y movimientos. Un gran número de mujeres no se asume como defensora de derechos humanos y, quienes así se identifican, frecuentemente son rechazadas por sus comunidades y por sus familias, que consideran que han abandonado sus supuestos roles tradicionales — como madres, esposas y amas de casa. Es poco habitual que se investigue este tipo de violencia, a pesar de que afecta profundamente a las defensoras, a menudo alejándolas de sus luchas por los derechos humanos y la democracia.

Articulo elaborado en base a la presentación Violencia Contra Defensoras de Derechos Humanos & Experiencias de Protección & Autocuidado en México & Centroamérica por Marusia Lopez, en la conferencia Más Allá del Militarismo y la Guerra (30 de mayo, 2013).