Erradicar la Violencia Sexual


Entre el 10 y el 13 de junio se llevó a cabo la Cumbre Global para la Erradicación de la Violencia Sexual en Conflictos, la cual fue copresidida por la enviada especial del Alto Comisionada de Naciones Unidas para las personas Refugiadas y el Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido. Este evento, que fue seguido por cientos de personas alrededor del mundo a través de los hashtags #TiempoDeActuar #TimeToAct, congregó a representantes de 140 gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, expertas independientes, pero sobre todo a mujeres sobrevivientes de violencia sexual que acudieron para hacerse escuchar.

El objetivo de la Cumbre fue identificar modos para investigar y procesar mejor los casos de violencia sexual y proveer apoyo a mujeres y niñas. En este marco se presentó el Protocolo para Documentar e Investigar la Violencia Sexual en Conflicto.

Si bien existen importantes acciones previas a la Cumbre, deseamos destacar que es la primera vez en la historia que representantes de alto nivel de 140 países aproximadamente se reúnen para comprometerse a emprender acciones concretas a fin de poner fin a la violencia sexual. Esto, sin duda, no habría ocurrido si mujeres sobrevivientes y organizaciones comprometidas no hubiera estado exigiéndolo durante muchos años.

[C]onsideramos que la multiplicación de los esfuerzos orientados a erradicar la violencia sexual en los conflictos cobra especial relevancia para quienes trabajamos en la región Mesoamericana. Lamentablemente, nuestros países tienen una larga historia de violencia sexual, tanto en tiempos de conflicto como en tiempos de paz. Muchos de esos casos permanecen hasta hoy en la impunidad, pese a la incansable lucha de las mujeres que han alzado su voz contra los abusosCristina Hardaga, JASS Mesoamérica.

Para visiones más “oficialistas” sobre los compromisos de los Estados les recomendamos ver:

Seguimiento de JASS a la Campaña Internacional

jass-valentina

Cristina Hardaga, de JASS Mesoamérica, tuvo oportunidad de participar en la Cumbre Global y acompañar a la valiente defensora Valentina Rosendo Cantú, quien a través de su denuncia por las violaciones de derechos humanos de las cual fue víctima por elementos del Ejército, y con el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, ha logrado evidenciar que es posible poner fin a la impunidad. En el marco de la Cumbre, la Iniciativa de las Mujeres Premio Nobel convocó una reunión del Comité Asesor de la Campaña Internacional para Poner Fin a la Violación y la Violencia de Género en Situaciones de Conflicto, del cual JASS forma parte.

La Campaña ha sido impulsada por la Iniciativa de las Mujeres Premio Nobel con el objetivo de incrementar los recursos destinados a apoyar a las sobrevivientes y lograr la justicia, así como para desarrollar e implementar planes de acción con el fin de terminar con esta deplorable práctica.

Es un honor para nosotras contarles que, como parte de las actividades de la Campaña, en el marco de la Cumbre Global se presentó el Comité de Sobrevivientes Unidas por la Acción, conformado por mujeres de diversas regiones y contextos unidas para colaborar conjuntamente., y del que forma parte Valentina Rosendo Cantú, de México.

El objetivo del Comité, su presentación y ruta de trabajo fue definido durante estos días:  buscar que todos los gobiernos reconozcan que estos crímenes están teniendo lugar y que empiecen a tomar medidas reales más que limitarse a compromisos de palabra;  demostrando, de forma práctica, que poner fin a la violencia sexual es una prioridad de primer orden al desarrollar, ejecutar y monitorear planes a los que asignan recursos y en los que involucran a sobrevivientes a todos los niveles.