Mural de las Ancestras

Verginia
Miller

Ancestor's Relationship:

Verginia Miller, fuerte y formidable, bella y elegante, mujer de sus tiempos con delantales planchados y labios pintados, inteligente y perfecta con sus guantes blancos y tacones altos. Siempre reflejaba una imagen de estrella de cine, brillante y lejana, pero adentro vivía un drama -- unas luchas contra enfermedades que torcía su cuerpo y un hijo que partió su alma, luchas contra un presupuesto familiar que nunca alcanzaba sus aspiraciones de clase y luchas contra un racismo odioso en las escuelas que nunca terminaba. Como blanca y presidente de la asociación de padres de familia luchó contra sus mismas contradicciones, menos mal que en esa batalla ganara la justica y la igualdad y no tanto la elegancia; organizó unos de los primeros diálogos inter-raciales en Chicago, consta que iba con sus guantes suaves y blancos! Como ejecutiva nacional de su sororidad, luchó por los derechos de la mujer – los de educación y de ser propietaria – algo que en esa época era prohibido en ciertos estados Sencillamente las mujeres no podían ser propietarias – de nada. Al pensar que estaba encinta a los 45 años descubrió que las mujeres no tenían derecho de controlar su propio cuerpo y se hizo partidaria apasionada del derecho del aborto; Anti-comunista firme, hasta las guerras de Centroamérica cuando llegó a ver a Reagan y su pandilla como asesinos. A los 70 años, hasta se hizo alfabetizadora – ¿será por el ejemplo de Nicaragua y su hija que vio como revolucionaria, siempre preocupándose que en alguna noche oscura la CIA la robara? En la ultima década de su vida, luchó contra la enfermedad que robó la mente de su marido querido, lo cuidó con un amor y ternura que hasta hoy en día me inspira. A los 89 años, después de la muerte mi padre, se enamoró locamente con un joven de 82 y la aplaudí con alegría. Qué ejemplo nos dio del espíritu humano y la capacidad de sentir, una mujer, que hasta muy tarde, escondía sus emociones del mundo porque así se hacía en su familia. Durante los últimos días de su vida por fin pudo mostrarnos la ternura y amor que tanto añoramos. ¡Que triste que tomó tanto tiempo – toda una vida, pero que lindo que la despedida fuera tan emotiva – para ella y para sus hijos e hija. Mi madre me protegía en momentos precarios y peligrosos de mi vida, aunque no lo aprecié por la rebeldía que también sentía frente a su elegancia y personalidad dominante. Me enseñó muy joven a proteger a mi cuerpo y de informarle de cualquier intento contra mi persona, lo cual sucedió a los 4 años cuando un vecino trató de abusarme. Estuvo a mi lado en ese momento y durante mi divorcio y aborto. Su defensa de los derechos de la mujer y nuestros derechos reproductivos siempre me servía de guía e inspiración y sus valores básicos de justicia, sororidad e igualdad, me han formado – son los regalos que me ha dejado. Y su generosidad a mi padre en sus últimos años de vida jamás se me olvida. Ella nació en un momento histórico, yo en otro. Ya por fin puedo apreciar sus contradicciones y sus luchas. Solo hubiera querido agradecerla en carne propia, en vida, ahora entre las estrellas -- Gracias, mom, gracias.

Author's First Name: 
Virginia
Author's Last Name: 
Miller
Source: 
JASS Activity
JASS Activity: 
Sea Change Leadership School, Panama 2009