Día 3: El poder

Escrito por Laura Carlsen 

Es el día de hablar de estrategias. Comienza con la presentación de JASS sobre el marco de poder. ¿Qué sabemos del poder? Lisa Veneklasen, directora ejecutiva de JASS, explica que el poder dinámico, es una relación que siempre cambia, que no es un sistema cerrado en que, si alguna nada, otra pierde. Señala que es importante distinguir entre los tipos de poder: poder sobre, el poder adentro y el poder entre (nosotras) -este poder positivoque es capaz de transformar la realidad hacia nuestra visión de un mundo mejor.

Compartimos varios ejemplos de las distintas formas de poder y la necesidad de hacer el análisis de poder junto al análisis del contexto, en términos específicos.El propósito del marco de poderes fortalecer nuestras organizaciones y el poder colectivo, y para eso es muy importante exponer y nombrar a los poderes visibles e invisibles que actúan en las comunidades. 

En grupos por país, las participantes hablamos de la situación que se enfrentan a partir de una pregunta: ¿Qué nos ayudaría a avanzar? La discusión nos ayuda a conocer y entender mejor la lucha de cada una y el listado resulta ser muy largo. La siguiente pregunta busca acortarlo a lo práctico: ¿Qué son dos cosas que puede aportar JASS? 

Entre estas dos preguntas, se destacaron las siguientes áreas de trabajo conjunto para fortalecer a nuestras organizaciones: 

  • Manejo de poder y nuevos liderazgos:Se señala la importancia de seguir trabajando en “la construcción del poder y liderazgo colectivos--porque creemos en él y para la protección.” En esto, la Escuela Alquimia ha sido clave y el marco del poder puede aclarar tanto las capacidades que tenemos como los poderes que enfrentamos. 
  • Incidencia:Hay que exigir mejores leyes, gestionar amparos y medidas cautelares cuando sea necesario, y seguir profundizando en la incidencia internacional. Entre las oportunidades está la evaluación de México por la CEDAW en julio y la posibilidad de incluir un párrafo sobre el impacto de las extractivas, y la relevancia del trabajo de incidencia en Estados Unidos y Canadá porque las empresas allí tienen sus sedes. 
  • Mejorar y ampliar el trabajo de comunicación:Las narrativas son fundamentales para poder comunicar hacia fuera y para entender nuestra propia historia como lucha y como organización. Son las historias que lleguen no solo a la mente, sino al corazón de la gente. Es necesario fortalecer la capacidad de comunicaciones en todos nuestros grupos con más divulgación e información a mayores públicos. En muchos casos, tenemos que cambiar la narrativa dominante. El mensaje es más atractivo cuando es positivo: “invitamos a las personas a ser parte del cuidado del mundo” para motivar a la juventud y la comunidad en general a participar y ampliar los movimientos. 
  • Investigación e información:Apoyo en la recopilación de información sobre empresas. Se menciona que en alianza con CMI! se está haciendo un análisis de las empresas extractivistas y sus mecanismos de toma de decisiones. En ciertos momentos, información muy concreta sobre el contexto puede ser clave para avanzar la lucha.
  • Capacitación y formación: Necesitamos capacitaciónen la aplicación de las leyes--que dicen y cómo se implementan, quiénes son los responsables de darle seguimiento, qué instituciones y funcionarios. Queremos entender mejor como opera el capital neoliberal y los procesos de explotación y extractivismo. Hay capacidades y conocimientos que podemos que rescatar y promover en nuestras organizaciones. “Las abuelas tienen muchos conocimientos, pero se van con estos conocimientos,” señala Miriam. Hay que crear “escuelas vivas”, diagnósticos participativos, y equipos de técnicos que apoyan. En esta área, se destaca la creación de las “líneas de base” para saber las características actuales de las comunidades e ir midiendo impactos. 
  • Protección y cuidado a nivel personal y entre todas: Esto incluye medidas de seguridad y protección y también de autocuidado. Tenemos quebuscar vivir la vida con plenitud en todos los ámbitos y momentos, personal y colectivo. Tenemos que trabajar el miedo que enfrentamos en muchos de nuestros contextos—después del terremoto en el Istmo, causado por la persecución y asesinatos en Honduras, etc. Podemos identificar mecanismos de protección externos e internos entre lo que la comunidad ya tiene (recuperar la medicina tradicional, la espiritualidad) y desarrollar una capacidad de respuesta rápida entre nosotras y con algunos aliados. 
  • Intercambios y Alianzas: Hace falta una base de datos con contactos y referencias y conocer mejor los fuertes de cada organización para articular esfuerzos y hacer un mapeo de los posibles aliados. Hay que estrechar vínculos en lo nacional, regional e internacional con otras mujeres en otras regiones, como conocer más la lucha en Sudáfrica, por ejemplo, y tener más contacto directo. Hacen falta alianzas con especialistas – en el ámbito legal internacional, ONU, CIDH, científicas, técnicas de todos los niveles--local, nacional, regional e internacional. 
  • Encuentros de mujeres:Los encuentros entre mujeres nos dan fuerza e ideas, como el Encuentro de Mujeres que Luchan en Chiapas. Se están haciendo desde el Congreso Nacional Indígena en México y tenemos que seguir haciendo encuentros entre mujeres defensoras de la tierra y el territorio. Tener espacios propios de mujeres es fundamental. 
  • Apoyo técnico:En Honduras ven una gran necesidad de tener un equipo interdisciplinario feminista con comunicadora, abogada, ingeniera, bióloga, agrónoma, médica, psicóloga e investigadora. Este equipo puede ayudar con la documentación, investigación, cuidado y defensa legal, y también a formar y dejar capacidades instaladas en las luchas. 

Se ve que existe una base firme construido entre JASS como organización internacional y regional y las organizaciones de mujeres que luchan contra el extractivismo, una base de trabajo y de confianza. Lilian dice, “Algunas organizaciones nos dividen, nos dicen que somos radicales feministas… Agradezco a JASS porque he conocido la experiencia de otras compañeras, y eso me da fuerza.” 

Estamos cerrando los tres días de trabajo, reflexiones y conocimientos. Felicita destaca los retos, “Tenemos una doble lucha--defender el derecho de las mujeres y defender el territorio es doble trabajo.” 

Patricia Ardón de JASS nos recuerda que “parte de construir una relación horizontal es ser bien honestas de lo que si podemos y no podemos hacer… Lo que nos toca ahora es definir qué podemos hacer.” Lisa, por su parte, señala que como JASS “hemos tenido el privilegio de seguir construyendo con ustedes”. Concluye, “Estamos buscando articular las capacidades a nivel local y global. De nuevo, estamos construyendo otro momento en el mundo, y nuestras luchas son increíblemente difíciles, pero con las relaciones de confianza y las redes que estamos construyendo vamos a poder hace muchas cosas.” 

Country: